miércoles, 2 de abril de 2008

ISO aprueba el OOXML como estandar y Microsoft hace más esclavo al mundo.

Se acaba de darse a conocer oficialmente que OOXML ha sido aprobado como estándar ISO. Después de numerosos escándalos e irregularidades que han salpicado el proceso, Microsoft ha logrado su objetivo y lo celebraba ayer exultante (una "victoria para consumidores, proveedores de tecnología, y gobiernos, dice) en su nota de prensa incluso antes del anuncio oficial. ISO lo había rechazado en primera instancia en septiembre pasado pero la secretaría de ISO decidió seguir adelante y promover una nueva votación incorporando las enmiendas y comentarios. ¿Qué consecuencias tendrá? Es difícil preverlo, pero seguramente donde más se deje notar es en el sector público, donde Microsoft podrá recortar la desventaja con ODF y de nuevo imponer su formato con el "aval" de que ahora es también un estándar. ¿No es una forma de minar el papel de la propia ISO al reconocer múltiples estándares para un mismo propósito? ¿Tiene sentido aprobar un estándar paralelo apadrinado por un determinado fabricante cuando no hay una justificación técnica para ello? Muchos nos lo seguimos preguntando. Se recopilaron 20 buenas razones de por qué no era una buena idea.