domingo, 10 de febrero de 2008

Impuesto para compensar la ineficiencia.


¿Robarías un auto? ¿Robarías una cartera? ¿Castigarías el bolsillo de todos los consumidores de un país para financiar la obsolescencia de tu negocio? Entre esas tres preguntas, la que huele peor es la última, lo que no ha impedido que algunos ya estén trabajando para aplicar en la Argentina el famoso “canon digital”. El asunto es más o menos así: Fulano Mengánez va a comprar un CD, DVD, o cualquier tecnocachivache con MP3. El vendedor le dice que tuvo que subir el precio. Mengánez piensa que lo quieren estafar porque tiene cara de gil, entonces toma coraje y pregunta por qué. El interrogante queda flotando como un globo de historieta. Dos segundos después, el tipo del mostrador le explica que de ahora en adelante la fabricación y venta de los productos que permiten almacenar canciones, películas o libros estará sujeta a una tasa creada para “compensar” las pérdidas que tienen las empresas y los artistas a causa de las copias privadas, tengan éstas fines personales –como en el caso del videíto que Mengánez pensaba regalarle a su novia para San Valentín–, o comerciales –como sucede con la piratería–. “Ma sí. Dame lo que salga menos plata”, se resigna el cliente, con un enojo que no lo exime de su ya descripta pinta de salame. Parece una obra de teatro grotesco, pero a veces parece que las corporaciones imaginaran así a los argentinos. Hace unas semanas que la blogosfera argentina está que arde a partir de una propuesta que hizo el diputado nacional por el Frente para la Victoria Claudio Morgado (foto superior) al blog colectivo La Barbarie (Labarbarie.com.ar). El ex partenaire de Fabián Gianola en TVR invitó a utilizar ese espacio –donde suelen debatirse temas relacionados con la política– para intercambiar ideas acerca del mentado canon. Su convocatoria data del pasado 21 de enero y todavía puede leerse en el site. “La Unión de Músicos Independientes (www.umiargent na.com) nos acercó un proyecto de ley que incluye la creación de un Instituto de la Música”, puntualizó el legislador. “Esa institución tendría como objetivo el desarrollo y la difusión de la actividad musical en todo el país (...) y su principal fuente de financiamiento sería un Fondo de Fomento a la cultura que recibiría fondos provenientes del canon digital (...) Proponemos comenzar un debate sobre este punto.” El post comentaba asimismo que muchos de los que están a favor de su implementación dicen que el “impuesto” a la copia privada surge de la necesidad de “compensar” los derechos intelectuales de los autores, que se verían perjudicados por las reproducciones impagas de sus obras.
Je! lindo pibe resultó ser este Morgado...